¿Sin cuenta todavía?
Historia


ROBERTO BARCELÓ VIVANCOS - PRESIDENTE CONSUMUR


Esta  organización surge tras una escisión en Unión de Consumidores de Murcia en la que 5 de los 7 miembros de la Junta Directiva abandonaron la asociación y, 4 de ellos, junto al staff técnico decidieron seguir desarrollando sus planteamientos políticos y técnicos, que tan buenos resultados dieron en los últimos años, bajo la fórmula de un nuevo proyecto organizativo: la Asociación Murciana de Consumidores Redex Consumo -CONSUMUR-. De este modo, el equipo directivo está configurado, en su inmensa mayoría, por personas con una dilatada experiencia (en la mayoría de los casos, superior a los 10 años) en el mundo consumerista.


Esta joven, pero experimentada, organización pretende aunar los esfuerzos y voluntades de los ciudadanos (de ahí su denominación de 'asociación') que residen en la Región de Murcia (de ahí su denominación de 'murciana') para defender, representar y tutelar sus derechos en la compra de bienes y utilización de servicios (de ahí su denominación de 'consumidores y usuarios').

Para ello fija como líneas de trabajo el establecimiento de una línea política de actuación basada en el diálogo, consenso, cooperación y colaboración con el restos de organizaciones que configuran el movimiento asociativo de consumidores y con los agentes sociales y administraciones públicas.

También fija sus planteamientos de trabajo en el desarrollo de una metodología orientada hacia la implantación, tanto en la propia organización como en el mundo empresarial, de los principios de la calidad total o excelencia promovidos por la European Foundatión for Quality Model (EFQM).

Estamos plenamente convencidos de que tanto la satisfacción del cliente como la satisfacción de los empleados y un impacto positivo en la sociedad se consiguen mediante el liderazgo en política y estrategia, una acertada gestión de personal, el uso eficiente de los recursos y una adecuada definición de los procesos, lo que conduce finalmente a la excelencia de los resultados. Su ámbito de actuación se circunscribe al mundo consumerista. Todo ello configura la esencia de CONSUMUR.

Este equipo directivo está plenamente convencido de que este paso, a pesar de las dificultades y riesgos que entraña, va a contribuir a la mejora de las políticas de defensa del consumidor que, tan acertadamente, se están desarrollando en nuestra región.

Las actuaciones de CONSUMUR se articulan bajo los siguientes ejes:


En primer lugar, propiciar la cooperación entre los agentes sociales estableciendo redes de colaboración que permitan afrontar desde distintas sensibilidades y perspectivas las problemáticas consumeristas con el fin de encontrar puntos de encuentro que puedan sintetizar aquellas respuestas más adecuadas al conjunto de miembros del sector. Parafraseando a Antonio Machado, afirmaremos que lo que importa es «tu problema no; el problema y ven conmigo a solucionarlo, el tuyo, guárdatelo».

En segundo lugar, poner al servicio de los consumidores y usuarios los beneficios de la Sociedad de la Información (de hecho, CONSUMUR fue la única organización de consumidores de la Región de Murcia que disponía de página Web propia en marzo de 2004).

En tercer lugar, trabajar para que los colectivos más desfavorecidos y en situación de riesgo de exclusión social, tradicionalmente beneficiarios de ayudas puedan ser además benefactores al desarrollar proyectos sociales que redunden en beneficio de la sociedad y, por último, recuperar la tradición democrática de fomentar la participación directa y permanente de los ciudadanos en la gestión y diseño de las políticas de la organización.

Y, finalmente, conseguir la participación del Movimiento Asociativo de Consumidores y Usuarios en todos aquellos foros en los que sea necesario trasladar la voz de los consumidores y usuarios así como la creación de órganos de participación, control y seguimiento en aquellos sectores consumeristas de mayor impacto como pueden ser la vivienda (por ejemplo, creando un Observatorio de la Vivienda), el sanitario a través de la potenciación de los Consejos locales de salud, entre otros.

Y todo ello, desde la perspectiva clara sobre el papel que debe jugar el movimiento asociativo de consumidores que reside en ofertar respuestas a los problemas que presenta el consumerismo en nuestra región porque, tal y como afirma Lucio A. Séneca: «no hay viento favorable para el que no sabe dónde va».