¿Sin cuenta todavía?
Solucionando tus problemas

La experiencia acumulada de años desde CONSUMUR, hace que el equipo que atiende las reclamaciones en materia de consumo, del que forman parte abogados, licenciados en derecho y expertos en consumo, solucionen en la mayoría de los casos a través de la mediación, sin necesidad de iniciar un procedimiento administrativo.

¿Cómo se tramitan las reclamaciones? Cuando un socio o un usuario que decide asociarse plantea una reclamación en CONSUMUR, se abre un expediente que se traslada a sus equipos jurídicos para analizar la viabilidad del caso y poner en marcha las acciones pertinentes para darle solución.

Cada año, CONSUMUR logra que decenas de consumidores y usuarios reciban indemnizaciones, recuperen cantidades facturadas indebidamente o vean cumplidos los contratos que suscribieron. Soluciones que van desde la reparación de defectos de construcción en una vivienda hasta el pago de indemnizaciones por lesiones en un establecimiento o la vía pública, pasando por la recuperación de cantidades cobradas de forma irregular por compañías de telefonía, luz, agua o gas.

El éxito de la mediación


La búsqueda de una solución a través del diálogo con la empresa o Administración objeto de la reclamación es la primera vía a la que se recurre. De esta forma se resuelven la mitad de los casos, bien a través de la mediación directa con la entidad implicada, bien por las comisiones de mediación que CONSUMUR, a través de convenios de colaboración, tiene con un buen número de empresas, patronales empresariales y colegios profesionales.

La mayoría de las reclamaciones se resuelve sin necesidad de presentar una denuncia ante la Administración competente, ya que muchas de las que no se solucionan a través de la mediación directa entre CONSUMUR y la empresa, su patronal o colegio profesional, son resueltas en órganos de mediación de las administraciones públicas o el Sistema Arbitral de Consumo.

En determinados casos, si el problema no puede resolverse por ninguna de estas vías porque el reclamado rechace cualquier tipo de mediación y la Administración resuelve en contra del usuario o se muestra extremadamente lenta u opaca en la tramitación y resolución del expediente, CONSUMUR puede valorar la viabilidad de llevar el caso a los tribunales, conforme al Reglamento de su Servicio de Reclamaciones.